Pymes Telcos buscan convertirse en el quinto operador móvil.

El portal de noticias online iProfesional informó que pymes y cooperativas elevaron el pedido al Gobierno para que se les asigne espectro bajo demanda, su interés se encuentra en las frecuencias de 700 mhz y 900 mhz y buscan que se sumen todos aquellos actores pequeños interesados en la convergencia.

Motivadas por las decisiones que el regulador de las telecomunicaciones tomó en torno a Cablevisión/Nextel las cooperativas y Pymes del sector elevaron al Gobierno una presentación formal para convertirse en el quinto operador móvil. Quieren que se les asigne espectro bajo demanda para, así, poder ellos también complementar sus servicios y ofrecer cuádruple play.

La solicitud se elevó formalmente hace una semana. Inspirados en la resolución 1299/2017 por la que se procedió al refarming para Cablevisión -es decir, atribuir las frecuencias obtenidas en la compra de empresas a otros servicios, distintos a los originalmente asignados- y se habilitó el proceso de asignación de espectro bajo demanda, quieren que el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) tome una decisión similar respecto de su propuesta.

La iniciativa fue presentada por CATEL, CATIP y CABASE, las cámaras que nuclean a las principales cooperativas de telecomunicaciones, operadoras telco independientes, y proveedoras de internet del país. Las mismas que hace un mes llegaron hasta el Mobile World Congress (MWC) en Barcelona para dar a conocer el proyecto para dar servicio en las zonas de su influencia incorporando la telefonía móvil. Y comenzar a buscar un socio tecnológico.

El objetivo es que, más allá de las cámaras que están liderando esta movida, se sumen todos aquellos actores pequeños interesados en la convergencia. Ingresar en ese negocio resulta estratégico en momentos en que los cuatro grandes jugadores del mercado, Telefónica, Telecom, Claro y Cablevisión, se fortalecerán en los distintos segmentos a partir de las regulaciones que les permitirán a unos participar del mercado de televisión paga y, a otros, del móvil. Hechos que comenzarán a verse a partir de 2018.

“En base a las regulaciones que se están emitiendo entendemos que las pyme podemos ser el quinto operador móvil del país. Y por esa razón queremos que se nos asigne frecuencias al sector, para también participar del negocio convergente”, dijo a iProfesional, Ariel Fernández Alvarado, presidente de CATEL.

Como se trata de un proyecto inclusivo, CACPY (cableros pyme) y Colsecor (Cooperativa de Servicios Comunitarios de Radiodifusión) adhirieron a la inicaitiva. Si todas logran el cometido, el área de influencia de los solicitantes alcanzaría a unos 5 millones de usuarios de estos servicios distribuidos en diversas zonas del territorio argentino.

La cosa no queda acá. En los próximos días, los impulsores presentarán al Enacom el plan técnico que incluirá varias de las recomendaciones que les hicieron llegar los potenciales socios tecnológicos luego de las reuniones mantenidas en Barcelona.

En la ciudad catalana, las pyme telco mantuvieron encuentros con las proveedoras de equipamiento Huawei, ZTE y Alcatel-Nokia. A ellas les mostraron el proyecto para convertirse en operadores móviles de red (OMR). Esas reuniones habilitaron nuevos canales de diálogo con los proveedores y de ahí surgieron recomendaciones.

Uno de ellos será el que se quede con el negocio de despliegue de red una vez que el regulador tome la decisión de entregarles frecuencias solicitadas y/o reasignarle las que algunas de las empresas poseen para, por ejemplo, brindar servicios de internet. Aunque esta segunda posibilidad parece más difícil.

La presentación del proyecto de ingeniería podría elevarse la próxima semana, justo días después de la firma del contrato entre el Enacom y Cablevisión que habilitará a la compañía del grupo Clarín a ingresar en la telefonía móvil 4G.

Acto seguido, el tercer paso a dar por las cámaras que nuclean a estas empresas es elegir al proveedor de equipamiento. A partir de esa determinación se ultimarán los detalles del proyecto en el que se incluirá la inversión a afrontar. Desde hace más de un año, este segmento asegura estar en condiciones de desembolsar u$s 500 millones en la construcción de la nueva infraestructura.

La intención de las promotoras de este emprendimiento es concretar los pasos del plan no más allá de abril. Resulta coincidente con el proceso de asignación de espectro a demanda que se inicia a partir de la firma del contrato entre el Enacom y Cablevisión. Allí se fijarán, entre otras cosas, las porciones de espectro que deberá devolver la compañía que, a su vez, se pondrán a disposición de los interesados en acceder a las frecuencias de 2,5Ghz.

Las cooperativas y pyme de telecomunicaciones estarán atentas, además, a futuras disponibilidades de espectro. Su interés se concentra, básicamente, en las frecuencias de 700 mhz y 900 mhz.

El ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, dijo en una entrevista con iProfesional que esperan recuperar durante este año las frecuencias de 700 mhz otorgadas a Airlink. Se trata de las que, en la licitación de diciembre de 2014, le adjudicaron al grupo Vila-Manzano pero que, como no pagaron, la administración K decidió quitarles. Eso motivó la interposición de una medida judicial que ya lleva casi dos años y que el Gobierno quiere resolver a fin de cumplir con la promesa de entregar todo el espectro posible a las distintas operadoras, para ampliar servicios o favorecer la competencia.

Cuando se le consultó al funcionario si las cooperativas y pyme serían las beneficiadas de esa distribución de espectro, teniendo en cuenta el reclamo que vienen haciendo desde hace años, sostuvo que “es probable”.

En el Gobierno están convencidos de que se debe distribuir espectro para mejorar los servicios y seguir, en ese sentido, las recomendaciones que realiza la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT). La Argentina hoy cumple en algo más del 30% de entrega de espectro sobre el total aconsejado por el organismo internacional.

Pero también quieren evitar cualquier tipo de negocio especulativo que algunos actores pudieran estar imaginando respecto de la obtención de ese recurso.

Un modelo a seguir

Aunque el plan técnico de las cooperativas y pyme de telecomunicaciones aún no está listo, el modelo a seguir será el de Colsecor, basado en la economía de escala. O, en palabras más coloquiales, en un esquema de pool de compras que permite que todos accedan a mejores precios para brindar diversos servicios.
Colsecor es la Cooperativa de Servicios de Radiodifusión Comunitarios de Córdoba. Se estima que cuenta con un 3% de participación de mercado de TV paga en la Argentina, que ronda los 8 millones de abonados.

Dado su tamaño, la cooperativa desarrolla su negocio de la siguiente manera: mantiene acuerdos con proveedores de contenidos, baja las señales de TV a través de su propio headend (cabezal de distribución), y brinda los servicios de facturación, streaming, IPTV y demás. Los cableros pequeños, si están conectados con fibra óptica a Colsecor, pueden dar también esos servicios a costos razonables y acordes a su tamaño. Así, todos participan del negocio.

CATEL quiere hacer algo parecido. Encarar los acuerdos de interconexión con los grandes operadores de telecomunicaciones, contar con un sistema de facturación y otros de carácter operativo, y que las pyme y cooperativas de telecomunicaciones se suban a ese esquema así todos pueden acceder a mejores precios.

Será parte de lo que se vea a partir de ahora, cuando se firme el contrato entre el Enacom y Cablevisión, de las exigencias que se terminen de fijar allí, sobre las que iProfesional viene informando, y de las posibilidades que se habiliten y se concreten realmente.

http://www.iprofesional.com/notas/247512-Se-viene-el-quinto-operador-de-telefona-mvil-las-pyme-telco-siguen-los-pasos-del-caso-Nextel

Leave a Reply