Ya salió el Huawei Mate 10, el primer smartphone con un procesador basado en inteligencia artificial.

Se trata del procesador Kirin 970 de 8 núcleos, el primero para smartphones en integrar una unidad de procesamiento neuronal, incluye 5.500 millones de transistores en apenas un centímetro cuadrado y, según la compañía, es 50 veces más eficiente y 25 veces más potente que otros procesadores de alta gama.

 

Huawei presentó en Munich, Alemania, su nuevo buque insignia: el Mate 10 en su versión base y Pro. Los equipos tienen prácticamente la misma ficha técnica; la principal diferencia está en el tipo de display.

En ambos casos tienen una pantalla protagónica, con marcos reducidos aunque las proporciones varían un poco. El Mate 10 cuenta con un panel de 5,9″ y un ratio de 16:9; en tanto que el Pro integra una pantalla de 6″ y, en este caso, el ratio es de 18:9.

Por otra parte, el Mate 10 tiene una pantalla IPS con resolución QHD (2560 x 1440 píxeles) y el Mate 10 Pro, un display OLED con resolución Full HD + ( 2160 x 1080 píxeles).

Otro detalle para destacar es que en la versión base, el detector de huella está en la parte frontal y en el Pro, en el panel trasero.

Más allá de estas variaciones, el cerebro del equipo es el mismo en los dos modelos: tienen un Kirin 970 de 8 núcleos, el primer procesador para smartphones en integrar una unidad de procesamiento neuronal.

Se trata de una plataforma de cómputo móvil basada en inteligencia artificial que, según la compañía, es 25 veces más potente y 50 veces más eficiente que otros procesadores de alta gama.

El Kirin 970, presentado en IFA, incluye 5.500 millones de transistores en apenas un centímetro cuadrado. Esto es 2.500 millones más de los que se utilizan en un Snapdragon 835 de Qualcomm.

Fuente: Infobae.

Leave a Reply