Desarrollan inteligencia artificial para ayudar a la Justicia Porteña.

La Nación. Se llama Prometea y busca predecir la solución de expedientes jurídicos simples. Fue creado por un equipo del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires con el objetivo de agilizar los procesos burocráticos.

¿Puede una máquina predecir la solución de un caso judicial en dos minutos? Un equipo multidisciplinario del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) cree que sí. Para lograrlo, junto con especialistas en inteligencia artificial desarrollaron Prometea, un sistema diseñado para predecir la solución de expedientes jurídicos simples.

El desarrollo fue presentado el pasado miércoles 22 de noviembre en la apertura del congreso Gobernanza Inteligente e Innovación Inclusiva, organizado por el Ministerio Público Fiscal en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA). El equipo creador de Prometea está liderado por dos funcionarios de la Justicia porteña: Juan Corvalán -fiscal general adjunto en lo Contencioso Administrativo y Tributario del Ministerio Público Fiscal- y Luis Cevasco -fiscal general adjunto a cargo de la Fiscalía General-.

El sistema se probó con 161 expedientes de temáticas consideradas factibles de tratar con este desarrollo. Entre ellas, cuestiones procesales, de caducidad, empleo público y derecho a la vivienda, en la que mostró una eficacia de 98%. “Estamos orgullosos de haber podido producir esta herramienta”, afirmó Cevasco. “Algo importante a remarcar es que entendemos la inteligencia artificial como la capacidad de analizar datos con mucha velocidad y proponer respuestas. No es la idea de este tipo de programas reemplazar a funcionarios judiciales y abogados. Es fundamental que atrás de Prometea siempre haya una persona de carne y hueso que, con su inteligencia natural, y no artificial, defina si la propuesta del sistema es adecuada o no”, agregó.

Durante la apertura del Congreso, diversos especialistas advirtieron sobre el desarrollo asimétrico que presentan distintos países y ciudades de América Latina en aspectos como la digitalización de expedientes y procesos, que en muchos lugares de la región ni siquiera ha comenzado a realizarse.

Actualmente, Prometea está siendo probado en la Fiscalía General de la Ciudad y en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). En la Fiscalía, el procedimiento parte de un expediente a dictaminar que no ha sido analizado por ninguna persona. Se carga el número de expediente y el sistema busca la carátula en la página del Tribunal Superior de Justicia de CABA, lo asocia con otro número a partir de ciertos patrones en común y posteriormente consulta la página del Poder Judicial porteño. “Lee” las sentencias de primera y segunda instancia, analiza más de 1400 dictámenes (emitidos durante 2016 y 2017), realiza algunas preguntas al operador para completar datos y emite la predicción.

Si bien la inteligencia artificial comienza a ser aplicada en muchos ámbitos y en sectores tan disímiles como transporte y salud, su aplicación en algo tan sensible como las sentencias judiciales despierta inquietudes y rechazos. De hecho, sistemas predictivos que se usan en Estados Unidos, como Compas, han sido criticados porque se basan en algoritmos que toman en consideración distinciones de raza y género, entre otras, lo que puede generar lo que se conoce como discriminación algorítmica.

Leer más:
http://www.lanacion.com.ar/2084991-prometea-una-inteligencia-artificial-para-ayudar-a-la-justicia-portena

 

Leave a Reply